#VinosIcono: Achaval Ferrer Témporis

#VinosIcono: Achaval Ferrer Témporis

Desde la concepción misma del proyecto Achával Ferrer, en 1995, los winemakers Santiago Achával y Roberto Cipresso se propusieron hacer sólo vinos “sensacionales”. El piso arrancó alto, con el Malbec y el Cabernet Mendoza, para seguir viaje con otras etiquetas de excepción como Quimera y los single vineyard de sus tres fincas: Altamira, Bella Vista y Mirador. Entonces en 2007 llegó el supremo: Témporis.

El nombre refiere al momento, el tiempo presente en la máxima expresión. Cada añada se elabora con lo más selecto de las mejores dos barricas de Malbec de cada finca. Como sucede con esta gama de vinos exclusivos, la experiencia de tomarlo es intransferible.

El equipo de Achaval Ferrer, con Santiago Achával y Roberto Cipresso en el centro.

“La belleza es la armonía, el equilibrio entre músicas, así como elementos del vino. La armonía es extraordinaria cuando un elemento deja lugar al otro, y cuando un instrumento y otro hay un espacio vacío, que es parte de la armonía misma. La apuesta es seguir encontrando ingredientes para conseguir armonía”, reflexiona Roberto Cipresso al hablar sobre otra de las grandes obras por las que es conocido en el mundo. Nacido en Bassano del Grappa, Italia, inició su carrera de winemaker en 1987 en Montalcino, cuna de los buscadísimos Brunello di Montalcino. Al frente de un grupo enólogo que lleva su nombre, Cipresso se especializa en producciones de bajo volumen y altísima calidad. El Achaval Ferrer Témporis es el máximo tesoro que trabaja de nuestras tierras.

FICHA TÉCNICA

WINEMAKERS: Roberto Cipresso, Santiago Achával

COMPOSICIÓN VARIETAL:100% Malbec. 1/3 Altamira, 1/3 Bella Vista, 1/3 Mirador

PRODUCCIÓN: 1,760 Botellas

CRIANZA: 18 meses en barricas de roble francés

COSECHA: Manual

ANÁLISIS: 14% Alcohol PH 3,65 Acidez natural sin corrección

RENDIMIENTO: 3 plantas — 1 botella.

SUGERENCIA: Servir a temperatura entre 16º y 18ºC. Decantar este vino al menos una hora antes de beberlo.