#NuestrosVinos: Cabernet Franc, más que una moda

#NuestrosVinos: Cabernet Franc, más que una moda

Por presente y potencial, Argentina ya es un jugador tenido en cuenta en el mercado mundial del vino. No es ningún secreto que el Malbec es el gran responsable del creciente prestigio, pero la evolución del Cabernet Franc en nuestro país demuestra que, al formar parte del concierto internacional, las tendencias funcionan al mismo tiempo.

“La cepa de 2016 será el Cabernet Franc”, vaticinó Elin McCoy en su respetada columna de Bloomberg News, en la que detalla sus 8 pronósticos para este año en la industria internacional del vino. En ese contexto, incluye a la Argentina como uno de los productores que potencian al varietal, a la par del Valle del Loira (Francia), California, Washington y Finger Lakes (EEUU), Sudáfrica y Chile.

Versatilidad, gamas aromáticas, elegancia, notas herbales-picantes y una acidez amigable, se destacan entre las virtudes del Cabernet Franc. Las cualidades de Luján de Cuyo y el Valle de Uco, y los elevados estándares de producción que se alcanzaron en la última década hicieron posible que la uva se expresara tan bien en nuestro país hasta transformarla en una especie de niña mimada.

Repasamos algunos de los lindos ejemplares que tenemos en nuestro catálogo.

GAMA PREMIUM

Angélica Zapata, Zorzal Piantao, Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary, Andeluna Pasionado y Pulenta Gran Cabernet Franc.

ALTA GAMA

Las Perdices Ala Colorada, Casarena Single Vineyard Lauren, Riglos Gran Cabernet Franc y Lagarde Guarda.

GAMA RESERVA

Desierto Pampa, Lamadrid Reserva Single Vineyard, Durigutti Clásico, Melipal y Serbal.