#NuestrosVinos: Perlas tintas de Salta

#NuestrosVinos: Perlas tintas de Salta

Históricamente reconocida por ser la capital mundial torrontés, Salta se posicionó en la última década como mucho más que un plan B para los vinos de Mendoza. Los terruños se reparten en las regiones de Cafayate, Cachi, Molinos, Angastaco y San Carlos, con viñedos entre los 1500 y los 3000 msnm. El resultado: vinos de pura intensidad y que transmiten la personalidad de 520km los Valles Calchaquíes.

El momento dorado salteño combina más de tres siglos de tradición vitivinícola (las vides fueron introducidas por los jesuitas) con las tendencias más actuales de experimentación en cepas y métodos modernos de producción. En plena expansión, las bodegas apuestan hoy a iniciativas comunitarias, al punto que los técnicos de la zona –ingenieros agrónomos y enólogos– formaron el Consejo de Profesionales Vitivinícolas de los Valles Calchaquíes (Coprovi) y desde hace nueve años se reúnen a probar los mejores ejemplares de la cosecha anual de la región.

En ese contexto, los vinos de alta gama de Salta son un camino de ida para empezar o volver a recorrer. Aquí, algunas de nuestras perlas.

EL ESTECO CHAÑAR PUNCO

Chañar Punco es un remoto paraje localizado en la ladera Oeste de las Sierras de Quilmes en los Valles Calchaquíes, a 2000 m.s.n.m. Este vino es el fruto, casi en tiempo real, del espíritu aventurero de Alejandro Pepa, enólogo de la bodega. El vino nació de la búsqueda constante por hallar componentes cualitativos para el Altimus”, el ícono de El Esteco. De viñedos de más de 20 años terminaron por desarrollar solo 15 barricas de un opulento corte de Malbec (65%) y Cabernet Sauvignon (35%), con 18 meses de reposo en barricas de roble. Su potencial de guarda es 20 años.

LABORUM MALBEC

Desde 2010, Paul Hobbs acompaña la continua evolución de la bodegaEl Porvenir, de la familia Romero. En una gama de precios muy amable, los Laborum son un acceso ideal a los single vineyard. Su composición de varietales muestra lo mejor del terroir de Cafayate y la línea esta compuesta por vinos que provienen de viñedos de muy bajo rendimiento (6 tn/ha). El Malbec llega de la Finca Río Seco, con viñedos propios ubicados a 1.700 msnm, mientras que el Tannat se produce en la Finca El Retiro, a 1.750 msn. En ambos casos, el añejamiento es de 12 meses en barricas de roble francés y americano de primer uso.

YACOCHUYA MALBEC

Acaso el vino salteño conoce el mundo, a partir del amor a primera vista que Michel Rolland vio en este concentradísimo Malbec, una vez que lo convocó el pionero Arnaldo Etchart para que trabajaran juntos. Un vino auténticamente regido por los tiempos del norte del país, porque exige un descorche con buen tiempo antes de tomarlo. Las viñas tienen 100 años y la crianza del vino es de 15 meses en 100% roble francés nuevo.

COLOME AUTENTICO

Este vino de uno de los que encabeza la avanzada de los alta gama sin madera, con fuerte impronta actual en el mercado. La idea es que exaltar el terroir, en los que las uvas exhiban todo su potencial. La bodega lo presenta como un tributo a quienes comenzaron a trabajar los viñedos en 1831, en la Finca Colomé a 2300 msnm. En búsqueda de la máxima pureza, la crianza es de 18 meses, 9 en tanque y otros 9 en botella.

EL ESTECO FINCA NOTABLES

Esta serie de vinos representa la selección de uvas de cuarteles elegidos dentro de las fincas de la bodega. El 100% del vino es descubado a barricas nuevas de roble Francés y reposa por 15 meses. En la etiqueta de cada vino está identificado el single vineyard con el número del cuartel: Tannat — Cuartel Las Mercedes n° 6, Malbec — La Colección Cuartel 1 y Cabernet Sauvignon — Cuartel 9 La Urquiza.